Consejos para convertir la cocina en un espacio de aprendizaje – Surtido

Actualmente, tiempo en el que la casa se ha convertido también en oficina, escuela y espacio de entretenimiento, es necesario buscar diversas formas para mantener a los niños ocupados y entretenidos. Una gran oportunidad se puede dar en la cocina que, además de ser un lugar en que se reúne la familia, es un espacio ideal para enseñarles a los niños valores importantes en su desarrollo personal.

Al cocinar con los niños se genera un vínculo entre padres e hijos que propicia una convivencia familiar saludable; desarrollamos habilidades como el trabajo en equipo, organización, así como la toma de decisiones, paciencia y comprensión. Además, al dar a los niños autonomía en la posibilidad de crear nuevas recetas, se estimula la creatividad e imaginación y se demuestra la importancia del esfuerzo y la dedicación.

Samsung ofrece algunos consejos para que esta experiencia sea satisfactoria tanto para los padres como para los hijos:

  • Antes de empezar, delimitar un lugar de trabajo para los niños, lejos de los cuchillos y la estufa, donde puedan estar siempre supervisados.
  • Prepararlos para cocinar con ropa que puedan ensuciar y demostrarles la importancia del lavado de las manos y alimentos antes de comenzar.
  • Buscar recetas que sean fáciles, rápidas y divertidas; mostrarles las opciones que se tienen pensadas para que sean ellos quienes decidan lo que van a cocinar.
  • Ésta debe ser una oportunidad de aprendizaje sobre la comida y la alimentación; conviene aprovechar el momento para enseñar a los pequeños la importancia de tener hábitos alimenticios saludables y de dónde viene cada ingrediente y que beneficios le brinda al cuerpo, además de agradecer por la posibilidad de tener comida en la mesa todos los días.
  • Procurar que ellos puedan interactuar fácilmente con la comida; es recomendable permitirles conocer diferentes texturas, sabores y aromas, además de dejarlos probar los ingredientes, amasar, romper huevos y servir la leche o el agua.
  • Es una oportunidad para desarrollar la paciencia. Evitar decirles “no”; si por ejemplo riegan la leche o pusieron más de la cantidad debida, no importa, es importante que ellos se equivoquen y aprendan.
  • Por último, permitir que los hijos ayuden a limpiar la cocina y los utensilios que se usaron.

Samsung es una magnífica aliada en estas experiencias, y por esto ha pensado en maneras de hacerlas más agradables y fáciles a través de electrodomésticos.

Por ejemplo, los refrigeradores Side by Side con FlexZone, de Samsung, dan la posibilidad de que los niños tengan un espacio propio en la cocina al que puedan acceder fácilmente. Este compartimento ofrece un control independiente que, a través de sus cuatro configuraciones preestablecidas, permite conservar carnes, refrescar bebidas, mantener frescas las frutas y las verduras o también regular la temperatura del refrigerador superior. En dicho espacio se pueden guardar todos los ingredientes para la siguiente receta y, al estar al alcance de los más pequeños, tendrán la posibilidad de acceder a los ingredientes, convirtiéndose en los mejores ayudantes de cocina. También se pueden dejar snacks, para que sean de fácil acceso para ellos y así incentivar la autonomía en casa.

Además, no habrá que preocuparse por las manchas de comida en la ropa. Con la tecnología Eco Bubble de las lavadoras Samsung, las burbujas de jabón penetran fácilmente las fibras de la tela y es más fácil remover manchas difíciles, proteger las prendas y ahorrar energía.